Ultimas Noticias

¡Cerveza al por mayor! Qué es el Oktoberfest y cómo nació la mayor feria de Alemania

A pesar de ser famosa por la venta masiva de cerveza, el Oktoberfest es principalmente una feria de pueblo con música y atracciones donde millones de personas acuden por la tradición de beber y comer como se hace en Munich.

MÚNICH, ALEMANIA.

Es una tarde de septiembre en Múnich. Miles de personas acuden al Theresienwiese para que una camarera les sirva grandes tarros de cerveza mientras la música suena en el fondo y se realizan bailables con disfraces. Una de las fiestas más tradicionales de Alemania que ha trascendido fronteras y ahora no sólo se celebra en la ciudad bávara, sino en diversas partes del mundo: el Oktoberfest.

Cada año, las imágenes de la «fiesta de otoño» recorren el mundo, noticieros y periódicos llevan la nota donde abren el primer barril y los asistentes toman litros de cerveza en grandes tarros. Aunque la pandemia de covid-19 ha limitado durante dos años los festejos, este 2022 planea regresar tras dos años de pausa.

¿En qué consiste el Oktoberfest?

Realmente es un festival folclórico (Volksfest), una feria de pueblo, pero es uno de los más grandes del mundo. Además de cerveza hay más de 80 atracciones —como una rueda de la fortuna, un carrusel, una casita del horror, montañas rusas, entre otros— y conciertos. El Oktoberfest 2022 iniciará a partir del 17 de septiembre y durará 17 días, hasta el 3 de octubre, esto pese a las amenazas de la pandemia de covid-19.

En las carpas es donde se la gente acude a beber cerveza. Los visitantes pueden elegir entre 14 mamparas festivas grandes y 15 más pequeñas. Debido a la saturación de las mismas, la alcaldía de Munich ha instalado en los últimos años un barómetro en su portal web para revisar la tasa de ocupación.

Tiene un horario de 10:00 hasta las 23:30 horas, pero en fines de semana abre más temprano, a las 9:00 horas, y el festival es totalmente gratuito, a excepción del Oidn Wiesn —el «antiguo recinto ferial», que corresponde a una especie de «ciudad vieja» del Oktoberfest— cuya entrada es sólo de 3 euros (3 dólares / 62 pesos mexicanos).

De los más de 120 locales de comidas y bebidas que hay en el festival, 27 carpas ofrecen un total de alrededor de 120 mil asientos; tres de estas carpas, que son las principales, están ubicadas en Oidn Wiesn («Tradition», «Herz-Kasperl Festzelt» y «Zur Beauty Queen») con un total de alrededor de 12 mil 500 asientos.

El festival ha atraído a millones de visitantes cada año durante las últimas décadas. Cada vez llegan más invitados del extranjero, principalmente de Italia, Estados Unidos, Japón y Australia. Durante varios años ha habido una tendencia hacia los trajes tradicionales: muchos visitantes del Oktoberfest vienen en pantalones de cuero o dirndls (vestidos femeninos bávaros).

Durante el Oktoberfest, algunos lugareños usan sombreros bávaros (Tirolerhüte), que contienen un mechón de pelo de gamuza, que es muy valorado y apreciado, pero ha disminuido esa tradición por reemplazos más baratos. Se consideraban un símbolo de riqueza.

Pero esta fiesta tiene una inauguración formal. En el día de la apertura, alrededor de las 10:45 horas más de mil participantes realizan el desfile festivo de los propietarios de cerveceras (Wiesn) y cervecerías en el Theresienwiese, la explanada donde se realiza el Oktoberfest, ubicada en el centro-oeste de la ciudad. 

Los cerveceros y sus familiares realizan un desfile con carruajes adornados, tirados por caballos de tiro, esto conducido por el ícono de la ciudad, el «Niño de Munich» (Münchner Kindl) —que es el escudo de armas de la urbe, figura nacida desde el siglo XII, originalmente un monje masculino, pero después se fue infantilizando y feminizando a lo largo de los años.

Como «buena suerte» del festival, el alcalde debe abrir el barril de cerveza con el menos número de golpes posibles, para llenar el tarro y dárselo tradicionalmente al primer ministro de Baviera, región donde se localiza Munich. 

Después de la ceremonia, se realizan doce disparos frente a la estatua de Bavaria —dentro de la explanada del Oktoberfest— para señalar a las otras carpas del festival que ya pueden vender cerveza. Aunque la feria abre a partir de las 9:00 de la mañana, en ese primer día, la venta de cerveza se realiza después de la ceremonia. 

Al día siguiente se realiza un segundo desfile de trajes tradicionales, donde participan clubes de caza, grupos de disfraces históricos, bandas y abanderados que caminan por el centro de la ciudad de Múnich hasta Theresienwiese.

Para el primer jueves del Oktoberfest se realiza una misa para los trabajadores del festival (artistas, vendedores, cerveceros, y a quienes hayan fallecidos) a la que también pueden acudir los visitantes para pedir bendiciones a Dios. Hay tanto un sacerdote protestante como uno católico y se pueden ofrecer ese días bautismos, primeras comuniones y confirmaciones.

Notas Internacionales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: