Ultimas Noticias

En una servilleta y tiempo récord… Así fue cómo Salvador Dalí creó el logo de Chupa Chups

Además de cine, surrealismo, cubismo y literatura, Salvador Dalí también incursionó en el diseño de logos como el de la famosa paleta que además es el primer caramelo de ese tipo, es decir, con un palito de papel.

Madrid.

Si a algo remite el nombre de Salvador Dalí es a su particular bigote, a su personalidad disruptiva, relojes derritiéndose y a su obra principalmente destacada en el surrealismo. Pero la vida del famoso pintor nacido el 11 de mayo de 1904 en Figueres, España, tiene una larga lista de cosas por contar, pues el artista, no sólo creó obras de museo, también incursionó en la mercadotecnia y diseñó logos de productos tan comunes como la paleta Chupa Chups.

Así es, el creador de piezas de museo, escritor, cineasta y autor del Primer Manifiesto Surrealista también experimentó el arte mundano de las etiquetas y la mercadotecnia. Aquí te contamos los detalles de esta peculiar obra de arte.

La historia de Chupa Chups

Para llegar a esta anécdota del arte es necesario primero conocer la historia de esta famosa golosina, que nació en 1959, como creación del catalán Enric Bernat, dueño y fundador de Productos Bernat, una empresa de dulces que nada más inventó las paletas como las conocemos hoy en día, es decir, un caramelo con un palito de papel que permitiera comerlo sin mancharse las manos. Este revolucionario producto se llamó de origen Chups, pero el slogan de uno de sus primeros comerciales transformó su nombre en Chupa Chups.

“Chupa un caramelo, chupa, chupa,… chupa Chups”, se escuchaba en el popular anuncio de radio, que determinó el futuro de la paleta que hoy conocemos y que se venden en diversas partes del mundo.

Pero Enric Bernat no se conformaba con poco, pues luego de inventar un nuevo tipo de golosina, quería que su innovador caramelo tuviera proyección mundial, y así fue como en 1969 a 10 años de ver nacer las Chupa Chups buscó a alguien que transformara la imagen de sus golosinas.

Bernat pagó una millonaria suma a Salvador Dalí para que transformara la imagen de Chupa Chups y Dalí, haciendo gala de su personalidad, tomó una servilleta y realizó la obra.

El pintor español dibujó una margarita amarilla sobre la que escribió el nombre de la marca y también sugirió el lugar donde debería colocarse el logo: justo en la parte superior de la golosina, para que se apreciara mejor. Lo más increíble es que Dalí tardó sólo una hora en diseñar el nuevo logo de Chupa Chups.

Notas Internacionales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: