Ultimas Noticias

Selfies con turistas ponen en riesgo a grandes simios por covid-19

Investigadores de la Universidad de Oxford Brookes revisaron casi mil publicaciones de Instagram y encontraron que la mayoría de turistas no usa cubrebocas al estar con esta especie.

REINO UNIDO. 

Los turistas podrían estar propagando el virus que causa el covid-19 a los gorilas de montaña salvajes al hacerse selfies con ellos, sin tomar las precauciones necesarias.

En febrero pasado, investigadores de la Universidad de Oxford Brookes, en Reino Unido, examinaron casi mil publicaciones de Instagram y encontraron que la mayoría de los turistas, sin portar cubrebocas, estaban lo suficientemente cerca de los animales, lo que permite la transmisión de virus y enfermedades.

Al examinar las fotos de personas que visitan gorilas de montaña en África oriental, el autor principal y exalumno de Conservación de primates de la Universidad de Oxford Brookes, Gaspard Van Hamme, adviertió de que «el riesgo de transmisión de enfermedades entre visitantes y gorilas es muy preocupante».

«Es vital que fortalezcamos y hagamos cumplir las regulaciones de las excursiones para asegurar que las prácticas de caminata de gorilas no amenacen más a estos grandes simios que ya están en peligro», manifestó.

En enero de 2021, los gorilas cautivos en el zoológico de San Diego dieron positivo por SARS-CoV-2, lo que proporciona evidencia de que la pandemia actual tiene el potencial de afectar también a los grandes simios. Las fotos de los turistas examinadas para esta investigación encontraron que las personas estaban lo suficientemente cerca de los animales como para que la transmisión de enfermedades fuera posible.

La doctora Magdalena Svensson, profesora de antropología biológica en la Universidad de Oxford Brookes, agregó que en las fotos que analizaron se encontró que los turistas que visitan gorilas «rara vez usaban máscaras faciales y eso conlleva un potencial de transmisión de enfermedades entre las personas y los gorilas que visitan».

«Como en todo el mundo estamos cada vez más acostumbrados a usar mascarilla tenemos la esperanza de que en el futuro su uso se convierta en una práctica común en las visitas a los gorilas», sostiene Magdalena Svensson.

Los gorilas de montaña son endémicos de la región de África Oriental. Están presentes en la República Democrática del Congo (Parque Nacional Virunga), Uganda (Parque Nacional Impenetrable de Bwindi y Parque Nacional Mgahinga Gorilla) y Ruanda (Parque Nacional de los Volcanes). En las últimas décadas, estas poblaciones han sufrido los efectos nocivos de las actividades humanas, pero en años más recientes el número de gorilas ha comenzado a aumentar y ahora se estima que hay mil 63 individuos.

«Hay una gran necesidad de que el turismo responsable brinde una protección adecuada y minimice la transmisión de enfermedades, especialmente ahora durante la pandemia de covid-19», reclamó.

RECOMIENDAN SANA DISTANCIA DE 7 METROS

El senderismo es un importante apoyo financiero para la conservación del gorila de montaña. Pero un gran número de visitantes puede afectar la vida silvestre y el medio ambiente. Las pautas para mitigarlos incluyen mantener una distancia mínima de 7 metros entre los visitantes y los gorilas, pero el estudio de Oxford Brookes muestra que estas pautas no se siguen ni se hacen cumplir adecuadamente.

A su juicio, «si bien este estudio se centró en una especie, el gorila de montaña, las lecciones aprendidas también son aplicables a muchas otras especies de primates que están entrando cada vez más en contacto con la gente». «Esta línea de investigación sin duda será más importante en el futuro», resalta.

COVID-19 AMENAZA LA CONSERVACIÓN DE LOS GRANDES SIMIOS


En el año 2020, Johannes Refisch, coordinador del programa de las Naciones Unidas que dirige la Alianza para la Supervivencia de los Grandes Simios, alertó que dicha especie sería susceptible al covid-19 por lo que se debe evitar que se infecten.

“Todavía no sabemos si los grandes simios son susceptibles a este virus, pero sí sabemos que chimpancés silvestres fueron infectados con el coronavirus humano OC43 en Costa de Marfil, y que los grandes simios pueden infectarse con muchos otros patógenos respiratorios humanos”, explica.

En la página de la ONU Programa para el Medio Ambiente, Refisch detalló que el SARS-CoV-2 se sumaría a otros desafíos que enfrentan los grandes simios como lo son la pérdida de su hábitat, la caza ilegal, así como otras enfermedades

“El ébola, por ejemplo, una fiebre hemorrágica que afecta tanto a los humanos como a los grandes simios, ha llevado a tasas de mortalidad de hasta 95% en gorilas y los cálculos indican que algunas de esas poblaciones afectadas necesitarán más de 130 años para recuperarse”, comentó.

KAREN, PRIMERA ORANGUTANA EN RECIBIR VACUNA ANTICOVID

La tos de los gorilas del Zoológico del Safari Park de San Diego fueron el primer aviso. Pronto se confirmó lo que muchos temían: Un grupo de gorilas fueron los primeros simios que dieron positivo en pruebas del coronavirus.

En todo el mundo, científicos y veterinarios se afanan por proteger a los animales del covid-19, usando a menudo los mismos métodos empleados con los humanos: Distanciamiento social, revisiones médicas y, en algunos animales de zoológicos, una vacuna.

Karen, una orangutana de 28 años, es el primer simio del mundo que recibió una vacuna contra el coronavirus, el 26 de enero, en el Zoológico de San Diego.

“Queremos proteger nuestros grandes simios”, dijo la encargada de la salud de los animales del zoológico Nadine Lamberski, agregando que sintió la necesidad de hacer algo luego de que ocho gorilas resultaron infectados.

Se cree que fueron contagiados por un empleado que había contraído el virus pero no tenía síntomas. Siete gorilas se recuperaron sin haber tenido síntomas fuertes, pero el octavo, de edad avanzada, sufrió una neumonía, causada probablemente por el virus, y problemas cardíacos. Le dieron antibióticos y medicinas para el corazón, y recibió anticuerpos para evitar que el virus infectase las células.

Unas tres docenas de zoológicos de todo el mundo están comprando la vacuna de Zoetis, que genera fuertes respuestas inmunológicas en determinadas especies.

“Queremos aprovechar la oportunidad de conseguir la vacuna de Zoetis para nuestros grandes simios”, dijo el director de los veterinarios del Zoológico de Oakland Alex Herman, quien encargó 100 dosis.

Zoetis consiguió un permiso del Departamento de Agricultura para ensayar la vacuna en el Zoológico de San Diego y espera ahora la autorización para ofrecer la vacuna a otros zoológicos.

Los científicos creen que el coronavirus se originó en unos murciélagos y luego pasó a los humanos. Ahora muchos investigadores temen que los humanos puedan contagiar a otras especies susceptibles.

“En estos momentos los humanos son los principales portadores del SARS-CoV-2, con consecuencias para varias especies animales”, afirmó Arinjay Banerjee, investigador de la Universidad McMaster de Canadá.

Los grandes simios, como los gorilas, que comparten el 98% de su ADN con los humanos, son especialmente susceptibles, lo mismo que los felinos. Hasta ahora se han confirmados contagios en gorilas, tigres y leones de zoológicos, en gatos y perros domésticos, visones de criaderos y al menos un visón silvestre, en Utah.

Los científicos comprobaron asimismo que los hurones, los perros mapaches y los ciervos de cola blanca son susceptibles, y que los cerdos y el ganado vacuno no.

“Esto puede ser un problema, especialmente si el virus se empieza a propagar entre especies de población muy reducida”, dijo Kate Langwig, especialista en enfermedades infecciosas de Virginia Tech.

Otra inquietud es la posibilidad de que el virus contagie a otras especies y produzca nuevas variantes, lo que complicaría los esfuerzos por contener la pandemia.

En Dinamarca, los empleados de un criadero de visones infectaron accidentalmente a los animales. Al esparcirse el virus, comenzó a mutar y los empleados se contagiaron de una nueva variante. Ante esto, el gobierno ordenó matar a millones de visones.

Muchas medidas para evitar el contagio con animales son conocidas: tapabocas, equipo desinfectado, revisiones médicas periódicas y distanciamiento físico.

Desde el brote, el Zoológico de San Diego instaló más ventiladores en las áreas cerradas de los primates para mejorar la circulación del aire. El personal usa dos tapabocas y caretas, y limita el tiempo que pasa bajo techo con los animales.

“El covid-19 es un llamado de atención que nos hizo ver que estos virus pueden pasar de los animales a la gente y de la gente a los grandes simios”, declaró Kristen Gilardi, directora ejecutiva de Gorilla Doctors, una organización que trabaja en la preservación de los animales.

Hay sólo mil gorilas de montaña libres en el mundo.

Notas Internacionales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: